Guía de hostings para principiantes

Hoy en día es más fácil que nunca tener una página web propia. Un dominio .com lo podemos conseguir por unos 10 € anuales y un hosting para tu web más que decente lo puedes tener por menos de 10 € mensuales.

Además, las plataformas de gestión de contenidos, en inglés CMS (wikipedia), como WordPress, Joomla o PrestaShop nos lo ponen fácil. Son gratuitos y fáciles de utilizar.

Así que si eres nuevo en esto del hosting, no te preocupes. Vamos a aclararte algunos conceptos para que te sientas más seguro con algunas de las definiciones y que en definitiva, te sea más fácil elegir el mejor hosting para tu proyecto o web.

 

¿Qué es un hosting?

Guía para principiantes - hosting_homeEn una frase: Un hosting es el lugar en el que se hospedan las páginas web.

Pero para concretarlo un poco más: Cuando hablamos de hosting, nos referimos a una empresa o compañía que ofrece un espacio en uno de sus ordenadores (a los que llamamos servidores) para que podamos alojar los archivos de nuestras páginas web. Estos ordenadores (los servidores) disponen de conexiones a Internet de muy alta velocidad y de otros recursos y servicios.

 

Tipos de hosting

Guía para principiantes - Tipos de hosting

Se puede decir que hay cuatro tipos diferentes de web hosting: los servidores compartidos (shared server en inglés), los servidores privados virtuales (VPS o virtual private server en inglés), los servidores dedicados (dedicated server en inglés) y los servidores en la nube (cloud hosting en inglés).

Si bien es cierto que cualquiera de ellos podría alojar tu proyecto o página web, las características en cada tipo de hosting son muy diferentes, tanto en velocidad, capacidad de almacenamiento, conocimientos técnicos necesarios, coste, etc.

Veamos las principales características de cada uno de ellos:

Servidor compartido

Guía para principiantes - Hosting compartido (shared server)Esta es probablemente la mejor opción de hosting para la mayoría de las páginas web. Páginas web con poco tráfico o con un tráfico moderado están alojadas en este tipo de hostings. Pero como indica su nombre, son servidores compartidos. Es decir, que se comparten todos los recursos del servidor (espacio de disco, ancho de banda, velocidad de transferencia, etc.) con otras páginas web. En este tipo de hostings, los tiempos de carga y la velocidad de transferencia son muy decentes.

Es el hosting ideal para primeros proyectos web. Los precios son los más baratos, los conocimientos técnicos que se requieren son mínimos y se suelen incluir todas las herramientas que necesitas para lanzar y gestionar una página web con éxito.

Para empezar es lo mejor. Además, siempre estarás a tiempo de pasarte a un hosting más potente si fuera necesario. Sin duda alguna, esta es la mejor opción para la mayoría de páginas web.

Dependiendo del hosting, un servidor de este tipo puede manejar hasta unas 2.000 visitas diarias, pero no podrás controlar correctamente los picos de muchas visitas al mismo tiempo. Ahora, si vas a lanzar un proyecto o página web muy potente, y crees que vas a superar las 4.000 visitas diarias, ya sería mejor que te pasaras a un servidor dedicado.

Puntos positivos:
Son los más baratos. Realmente son muy económicos por las prestaciones que incluyen.
Los conocimientos informáticos que se requieren son mínimos. El panel de control suele ser fácil de entender. Subir archivos y hacer cambios en tu web es sencillo.

Por contra, el resto de páginas web alojadas en el servidor pueden afectar y repercutir en el rendimiento de tu página web.

¿Quieres saber más sobre hostings compartidos? Algunas recomendaciones:

Servidores privados virtuales (VPS)

Guía para principiantes- Servidores privados virtuales (VPS)Se trata de un servidor privado virtual que divide el servidor en varios servidores virtuales. Lo que haces es contratar un espacio virtual dentro de un servidor para alojar tus páginas web. Puede darte la sensación de que se trata de un servidor dedicado, pero en realidad no es así. Estás compartiendo el servidor con más gente y al igual que con los servidores compartidos, otras páginas web pueden afectar el rendimiento de la tuya. Pero eso sí, sin duda es una muy buena opción para proyectos y páginas web con un tráfico de visitas más que moderado.

Por otro lado, aquí sí que dispones de acceso de root para tu propio espacio virtual. Además, el entorno en este tipo de servidores es más seguro que en uno compartido.

El precio sube si contratas un hosting VPS, pero tampoco tanto si no eres muy exigente con las características del servidor. Y en este caso sí que es necesario tener algunos conocimientos informáticos, pero el servicio de atención al cliente de los hostings suele ayudar con las dudas. Muchos hostings ofrecen soporte técnico las 24 horas del día.

Algunos hostings VPS que recomendamos son:

Servidores dedicados

Guía para principiantes - Servidores dedicadosEn este caso lo que haces es alquilar un servidor entero. Tienes el control total sobre el servidor en el que se alojan tus páginas web. Tus páginas web son las únicas que están alojadas en el servidor.

Pero claro, como contra está el coste. Son caros y solo los recomiendo para grandes proyectos o para aquellas personas o empresas que necesiten tener el control absoluto del hosting y poder gestionar así mejor el servidor.

Servidor en la nube

Guía para principiantes - Servidor en la nube (cloud server)Se trata de un grupo de servidores, a los que se le llama nube, que trabajando a la vez consiguen un rendimiento excelente y permiten picos de volumen de datos y tráfico muy altos.

Sube el coste, pero ofrecen muy buen rendimiento. Evidentemente son más que recomendados para proyectos web medianos, altos o muy altos. Son muchas las empresa multinacionales que usan este tipo de hosting.

Yo he trabajado con el hosting cloud de Gigas durante más de 2 años, en concreto con su plan de hosting cloud VPS pro, y tanto el rendimiento del servidor como la atención por parte de ellos fue en todo momento excelente.

Sin duda alguna, como hostings cloud recomendamos Gigas y Webempresa. Pero los nuevos servidores en la nube de Bluehost ambién hay que tenerlos en cuenta.

¿Qué es el ancho de banda (Bandwidth)?

El ancho de banda es el número máximo de datos que puede transferir un hosting al mismo tiempo. Normalmente se mide en segundos.

Pero no hay que confundir el ancho de banda con la transferencia de datos, ya que son cosas muy distintas. La transferencia de datos viene a ser la cantidad de datos transferidos desde el servidor, mientras que el ancho de banda se refiere a la cantidad de datos que pueden transferirse al mismo momento. A mayor ancho de banda, más visitas al mismo tiempo podrá soportar tu página web.

La transferencia de datos y el ancho de banda disponible son dos factores importantes a tener en cuenta a la hora de elegir un hosting. Y mucho ojo con la transferencia ilimitada que te ofrecen muchos hostings. Mucho cuidado, porque realmente lo ilimitado no existe. Normalmente siempre amenazan con penalizaciones en caso de un uso que para ellos no sea apropiado o que no esté dentro de lo que ellos puedan llamar “uso normal”. Estas penalizaciones pueden incluir una reducción del ancho de banda, de la transferencia de datos o hasta una desconexión del servicio que te ofrezcan.

¿Necesitas un dominio?

Echa un vistazo a nuestra comparativa de registradores y precios de nombres de dominios aquí.
Y si ya conoces el funcionamiento de los dominios y te interesa el tema del mercado y subastas de dominios, pásate por aquí.